Skip to main content
x

Leyendas urbanas: La historia de Momo, la escultura de mujer terrorífica

Es propio de la naturaleza del ser humano contar, inventar y transmitir historias de terror. Son aquellos cuentos en los que proyectamos nuestros peores miedos y al repetirlos una y otra vez elaboramos de cierta manera el temor que nos provocan. Esto, desde luego, juega un papel mucho más importante en los niños debido a que están aprendiendo a manejar sus emociones.

A través de los años nos hemos topado con diversas leyendas urbanas que, aunque como adultos nos suenan absurdas, a los niños los aterrorizan y literalmente les quitan el sueño. Esta no es una situación trivial, pues resulta que la manera en que se plantean algunas de estas historias provocan que los niños sigan asustados y con la sensación de que no pueden pedir ayuda a los adultos, pues todo puede empeorar.

En esta ocasión nos encontramos con un fenómeno que resulta aún más aterrador debido a que ni siquiera hay una historia, sino que todo mundo ha contribuido para construir una fantasía que, notamos, tiene a algunos de nuestros niños asustados.

En redes sociales circula la imagen de una escultura que fue presentada en una galería en Tokio como parte de una exposición de terror. Se trata de una “mujer pájaro” -llamada Momo- de aspecto bastante desagradable; su fotografía fue compartida en internet y algunos usuarios comenzaron a promover que se pusieran en contacto con ella a través de WhatsApp y de esta manera asusta a quienes la contactan con datos que el mismo usuario proporciona en la conversación, en la información de perfil, la foto, etc.

En estos casos, lo más importante es hablar con los niños para que ellos puedan hablar de qué es lo que se imaginan, qué han escuchado, qué piensan que les va a hacer, etc. En el colegio hay muchas versiones diferentes que van desde alguien que quiere sacar información, pasando por seres malignos que se apoderaron de internet, hasta que es un invento de Trump para asustar a los mexicanos. Como ya mencionamos, los niños tienen una capacidad increíble para no quedarse con dudas y en donde no tienen información, rellenan con lo que se imaginan, lo que escucharon, lo que leyeron, etc.

Es por eso que les dejamos algunas líneas acerca de qué es y cómo ha funcionado, así como algunos consejos para abordarlo con ellos en casa. Lo importante es que ellos sientan la confianza de acudir a nosotros cuando se asusten. Como consejo número uno, no debemos reprenderlos por hablar acerca del tema o por haber buscado información. Lo principal es poder establecer un diálogo pacífico que resulte en una plática reconfortante para ellos.

La historia de Momo, la escultura de mujer terrorífica

El challenge ya tiene unos años en Internet: la imagen de una chica con rasgos terroríficos, ojos salidos y sonrisa macabra que fue usada por desconocidos en las redes para sembrar pánico con sus retos macabros es en realidad una escultura presentada en la Vanilla Gallery de Tokio, una galería de arte terrorifco, que en 2016 presentó el artista plástico Kesuke Aiso.

El artista se inspiró en Ubume, una leyenda que relata sobre una mujer que murió durante un parto, según explicó, y busca asustar a las personas. Sobre el challenge que usuarios desconocidos viralizaron, él respondió que no supo cómo nació, y que incluso le han pedido el derecho de esa imagen para realizar producciones cinematográficas que no aceptó. Justamente a comienzos de este mes, Aiso decidió destruir su obra, “matar a Momo” en sus palabras, como medida para subsanar el daño que su figura había generado en redes del mundo.

La Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de la Fiscalía General del Estado de Tabasco, en México (UIDI) contó a mediados de 2018 desde su cuenta oficial en Twitter: "Todo comenzó en un grupo de Facebook en donde la imagen de Momo enviaba retos (challenges en inglés) a los integrantes a entablar comunicación con un número desconocido, a pesar de venir acompañado de una advertencia". Quien recibía el mensaje era desafiado a ponerse en contacto a un número desconocido por WhatsApp para evitar la aparición de Momo por las noches, entre otras variantes del reto viral que comenzó en América latina y que ahora se extendió en Reino Unidos y en algunos países europeos.

A pesar de que la viralización en gran parte, y actualmente, se realizó a través de la red social Youtube, desde esta plataforma aclararon que que no tienen videos de Momo que inciten a un suicidio, ni existe tal reto viral allí alojado. Sin embargo, la imagen aparece en videos de Peppa Pig, probablemente como un hackeo en su plataforma Youtube Kids. El fenómeno se cataloga ya como un tipo de historia de terror de Internet, cuyo término es Creepypasta.

Algunos consejos de la División Delitos Cibernéticos para el uso responsables de las redes

Desde el equipo de profesionales de esta división de la PFA enviaron estos consejos a los medios para llevar tranquilidad a la población:

Es fundamental comprender que en el mundo virtual existen riesgos y peligros al igual que en otros ámbitos.

Mantener un diálogo abierto y una actitud de contención y acompañamiento con los niños y adolescentes.

Conocer quiénes son sus contactos en las redes.

Propiciar un vínculo de confianza sin recriminaciones ni castigos.

Hablar con ellos sobre la importancia de cuidar la intimidad y la privacidad en la red.

Siempre los perfiles de las redes sociales deben ser privados

Establecer reglas familiares claras de uso de Internet acerca de horarios y los sitios que están permitidos y los que no. Por ejemplo, que usen su Tablet en los espacios comunes de la casa.

No castigarlos: muchas veces cuando los padres se enteran de los videos o charlas que tienen sus hijos, los castigan y les sacan el celular. Es recomendable que hablen y logren entender por qué lo hacen.

 

Artículos completos:

https://www.rosarioplus.com/enotrostemas/Tips-anti-panico-y-el-origen-del-viral-Momo-Challenge-que-preocupa-a-padres-20190322-0013.html

https://www.publimetro.com.mx/mx/nacional/2019/03/04/fgr-alerta-padres-familia-reto-momo-challenge.html