Skip to main content
x
Mi familia, mi equipo

Dejó de ser novedad hace ya varios meses que, como humanidad, atravesamos por un momento muy difícil. Al principio hubo mucha confusión, malestar generalizado y no entendíamos muy bien cómo debíamos funcionar. Pero a punta de no tener otra opción, nos adaptamos.

Frustrarse para crecer

La manera de educar ha cambiado a través del tiempo. En el pasado había una tendencia a dejar que los niños aprendieran por sí solos, pues desde la perspectiva de los padres eso los prepararía para enfrentar el mundo, aunque eso significara que pusieran en riesgo su integridad  física o emocional. El día de hoy es todo lo contrario: al ser una generación que sufrió o presenció abusos sin la supervisión adulta adecuada, hemos dedicado todos nuestros recursos a que nuestros hijos se desarrollen en un ambiente libre de hostilidad.

Subscribe to problemas